16537

Noticias
BHTV NOTICIAS

Unos dos mil líderes sindicales y funcionarios del país fueron capacitados para detectar y denunciar el trabajo forzoso.

• En 37 encuentros regionales, talleres y charlas, trabajadores y funcionarios recibieron información de los especialistas de CHS Alternativo.
• Trabajadores afirmaron que la pandemia empeoró sus condiciones laborales.

 

Durante este año, unas 2,000 personas, entre líderes sindicales, trabajadores y funcionarios del Estado peruano, fueron capacitados por CHS Alternativo para la identificación, prevención, denuncia y persecución del trabajo forzoso, un delito que atenta contra los derechos de los trabajadores, afecta su dignidad y los somete a la explotación humana.

En el 2022, la organización realizó distintas actividades de fortalecimiento de capacidades a nivel nacional, con especial énfasis en las regiones Lima, Cusco y Loreto. En ese marco, y a través de los diversos testimonios compartidos por los participantes, se pudo detectar que la pandemia, causada por el COVID-19, impactó en las condiciones laborales de los trabajadores, específicamente en situaciones como horarios de trabajo demasiado prolongados, incremento de la exigencia laboral y, en algunos casos, abusos bajo la amenaza de despidos.

Luis Enrique Aguilar, director de Políticas y Estrategias de CHS Alternativo y coordinador del Proyecto Compromiso contra el Trabajo Forzoso, reconoció el importante papel que cumplen los trabajadores –sobre todo los gremios organizados– en la defensa de sus derechos y en la detección de las problemáticas que se dan en el mundo laboral, con mayor énfasis en la informalidad y en las zonas más alejadas de las ciudades.

Aguilar también reveló que el trabajo forzoso, así como otros delitos que atentan contra la dignidad humana, suelen estar relacionados con actividades criminales. En ese sentido, aseveró que investigaciones de nuestra institución han encontrado que en la zona de la triple frontera con Colombia hay situaciones de trabajo forzoso vinculadas con el tráfico ilícito de drogas que afectan a poblaciones indígenas. “En esta zona, la criminalidad organizada se nutre de mano de obra explotada y eso ahora lo podemos evidenciar. Esperamos que eso aporte a la lucha contra este delito”, dijo.

Abusos laborales durante el confinamiento

Durante el “Encuentro Sindical sobre trabajo forzoso y sus indicadores”, realizado en diciembre de este año en Lima, líderes sindicales de regiones como Cusco, Loreto, Ica y Lima, detallaron cómo la pandemia vulneró los derechos de los trabajadores, sobre todo de quienes se encontraban en los sectores considerados como “esenciales”, tales como alimentación y farmacias, ya que se vieron obligados a cumplir horarios de trabajo prolongados, en algunos casos llegando a 24 horas, bajo amenaza de sanción o despido.

En el caso de las trabajadoras del hogar la situación fue peor, pues algunas fueron obligadas a permanecer en sus lugares de trabajo por tres meses consecutivos, sin la posibilidad de descanso, con la excusa de evitar un supuesto contagio. También hubo casos en que los documentos de las y los trabajadores fueron retenidos, laboraron encerrados o recibieron menos pago del prometido.

Información para la prevención

Durante las actividades realizadas, los participantes reconocieron que la falta de conocimiento de lo que implica el delito de trabajo forzoso ocasiona que muchos no sean conscientes de la situación de abuso que están viviendo o son testigos. Por ello, saludaron que CHS Alternativo realice las capacitaciones. “Espacios como estos ayudan mucho, nos dan conocimientos, y nosotros nos comprometemos a compartirlos con nuestros compañeros en regiones y en medios de comunicación”, aseguró uno de los asistentes.

A lo largo del 2022, CHS Alternativo apostó por una estrategia de informar para prevenir y denunciar, por ello mediante 37 encuentros, talleres y charlas, se capacitó a 1,885 funcionarios del Estado y trabajadores, mediante charlas informativas, la implementación de la ‘Plataforma para reportar el trabajo forzoso’ y la presentación de la caja de herramientas ‘Guía para prevención e identificación del trabajo forzoso’.

En estos eventos se contó con la presencia de representantes de instituciones como la Superintendencia de Fiscalización Laboral (Sunafil), la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Trabajo, instituciones que forman parte de la cadena de lucha contra el trabajo forzoso y cuyos representantes reafirmaron el compromiso del Estado en la lucha contra este delito.

Datos:

• El trabajo forzoso es un delito que en el Perú se sanciona hasta con 25 años de cárcel. Además, los autores pueden ser sancionados administrativamente con una multa de hasta 200 UIT.

• Según una encuesta realizada por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP), por encargo de CHS Alternativo, se estima que 3.4 millones de peruanos reconocen haber sido víctimas de este delito alguna vez en su vida.

• El trabajo forzoso se puede presentar tanto en los trabajos formales como informales.

• En caso de estar siendo víctima de trabajo forzoso, puede denunciar a la Línea 1818 del Ministerio del Interior, la comisaría o cualquier fiscalía a nivel nacional, así como a la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil).

Noticias Recomendadas