7824

Noticias
BHTV NOTICIAS

Un entrenador de gimnasio con covid-19 expuso a 50 personas, pero nadie se contagió

Así es la nueva normalidad en gimnasios de Nueva York y Nueva Jersey

  • El caso se originó debido a un rediseño en la ventilación

La dueña de un gimnasio en Virginia pensó que vivía una pesadilla cuando se enteró de que 50 deportistas resultaron potencialmente expuestos a partículas de covid-19 por parte de uno de los entrenadores. Sin embargo, ni un solo miembro terminó contrayendo el virus, gracias a las precauciones de seguridad adicionales y las medidas de ventilación que ella implementó.

Velvet Minnick, de 44 años, es la propietaria y entrenadora en jefe de 460 Fitness en Blacksburg, Virginia. Como muchos dueños de gimnasios en todo el país, se vio obligada a cerrar las instalaciones en marzo debido al covid-19. Alquilaron equipos y dieron clases por Zoom, pero no pasó mucho tiempo antes de que los miembros se agotaran.

Cuando el estado comenzó la segunda fase de reapertura en junio, a Minnick se le permitió que atletas regresaran a sus instalaciones. Sin embargo, conocía a una persona que podía ayudarla a recuperar a sus miembros, mientras los mantenía a salvo.

Linsey Marr, de 46 años, es profesora de ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech y se incorporó a 460 Fitness hace unos dos años. Tiene experiencia en la transmisión aérea de virus, calidad del aire y nanotecnología.

En el momento en que los gimnasios cerraron en marzo debido al covid-19, se habló mucho dentro la comunidad de CrossFit sobre los beneficios para la salud mental del ejercicio. Incluso, algunos propietarios presionaban para que sus gimnasios permanecieran abiertos. Aunque eso no funcionó, sí los incluyó en las primeras fases de la reapertura. Y puso en marcha el plan del gimnasio para reabrir y los procedimientos de seguridad en el lugar.

Minnick consultó a Marr sobre ventilación. También acerca de estrictos protocolos de higiene y distanciamiento para mantener a los deportistas lo más seguros posible mientras hacían ejercicio. “Sabía que el virus se transmitía principalmente a través del aire. Así que pensé que era realmente importante tener una buena ventilación para que no todos pudieran respirar el mismo aire”, explicó Marr en una entrevista a CNN.

Minnick creó estaciones para atletas cerca de las puertas de la bahía, con 3 metros de distancia cada una. Las estaciones están marcadas en el piso con cinta naranja y tienen todo el equipo necesario ubicado en su interior. No hay que moverse por el gimnasio ni hacer entrenamientos en pareja mientras se comparte el equipo. “Tres metros de espacio siempre ha sido mi mantra”, señaló Marr. Esa distancia es superior a los 2 metros recomendados porque la gente en el gimnasio está haciendo ejercicio y respirando con dificultad.

Como Minnick construyó la instalación, tenía los documentos de ingeniería y de ventilación para compartírselos a Marr. “Hice los cálculos sobre cuán grande era el espacio, cuáles eran las velocidades típicas del viento en el área y si las puertas estuvieran abiertas, ¿cuál sería la ventilación resultante?”, explicó.

Noticias Recomendadas