21210

Noticias
BHTV NOTICIAS - BHTV SALUD - NOTA DE PRENSA

GLORIA REALIZA LA PRIMERA FERIA INFORMATIVA PARA DEVELAR LOS MITOS DE LA LECHE

 

En la actualidad, nuestro país apenas registra un consumo de 79, de los 180 litros anuales per cápita recomendado por la Organización Mundial de Salud (OMS).

Por ello, a propósito de la celebración por el Día Mundial de la Leche, Gloria ha ofrecido la primera feria informativa sobre la leche donde se han develado algunos de los mitos más comunes sobre sus componentes y consumo.

“El impacto de un bajo consumo de lácteos y su reemplazo por productos vegetales puede generar graves trastornos en la salud de las personas pues la deficiencia de calcio puede dañar huesos y dientes; incidir en la disminución de peso y talla y promover el aumento de enfermedades como sobrepeso y obesidad”, indicó Youmi Paz, Gerente del Área de  Nutrición de Gloria.

Según la OMS, un vaso de leche aporta aproximadamente 265 mg de calcio mientras que el promedio requerido es de 1000 mg al día, lo que equivale a 4 vasos de leche; sin embargo, considerando el consumo de otros alimentos y derivados lácteos, con 3 vasos de leche uno puede asegurarse del mínimo de calcio requerido para el buen funcionamiento del organismo.

La última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (Endes 2018) realizada por el INEI,  señala que el 43.5 % de niños de 6 a 35 meses padecen de anemia, el 12.2 % de niños y niñas menores de 5 años de edad presentan desnutrición crónica, el 37.3 % de las personas de 15 y más años de edad tiene sobrepeso y el 22.7 % tiene obesidad. Estas afecciones se encuentran estrechamente vinculadas a problemas de mala alimentación e inseguridad alimentaria en varios niveles.

Un estado nutricional deficiente tiene efectos adversos sobre el proceso de aprendizaje y el rendimiento escolar. Los efectos de un mal estado nutricional en los primeros años de edad se prolongan a lo largo de la vida, incrementando el peligro de padecer enfermedades crónicas como sobrepeso, obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Una de la maneras de prevenir esta situación es con el consumo de una alimentación balanceada que incluya la leche como un insumo básico ya que contiene importantes nutrientes, tales como proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales, indispensables para el desarrollo físico y mental.

“En nuestro país la anemia es un gran problema de salud pública, principalmente, en los sectores D y E, donde hay una tendencia a disminuir el consumo de leche, remplazando con productos como el café,  infusiones y té, que no aseguran una buena  alimentación. La proliferación del consumo de leches vegetales tampoco aporta a mejorar esta situación porque se emplean como sustitutos de una dieta que requiere altas concentraciones de nutrientes”, comentó Paz.

Cabe indicar que en etapas como la infancia y adolescencia el requerimiento de calcio asciende a los 1300 mg mientras que en el caso de los adultos mayores, el requerimiento asciende a los 1200 mg de calcio, por lo que es necesario consumir más alimentos que proporcionen altos niveles de este insumo

MITOS REVELADOS:

  1. Contrario a las afirmaciones sobre la composición de la leche evaporada, ésta aporta la misma cantidad de nutrientes que la leche fresca.
  2. Los añadidos en los lácteos se deben regir por al Codex Alimentario para garantizar la preservación de la salud de los consumidores.
  3. La leche en polvo contiene todos los componentes nutricionales naturales de la leche fresca sin adición de conservantes ni antioxidantes.
  4. El calcio de otros productos de fuentes vegetales no proporciona el mismo nivel de absorción que la leche y derivados.
  5. La leche sin lactosa está dirigida exclusivamente a aquellas personas que no produzcan de manera adecuada la enzima Lactasa, las personas que no padecen de intolerancia pueden aprovechar de sus beneficios para el desarrollo neurológico temprano, la absorción de calcio, magnesio, fósforo y en la utilización de vitamina D.
  6. Estudios indican que el consumo moderado de ácidos grasos provenientes de lácteos no contribuye a enfermedades cardiovasculares.

 

Noticias Recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *