9228

Noticias
BHTV NOTICIAS

El impacto del covid-19 en los trasplantes de córnea

Solo el 13.13% de la población peruana, en su mayoría jóvenes de no más de 30 años, son donantes según su DNI

La propagación del COVID-19 en el Perú y el mundo ha ocasionado que muchas operaciones queden suspendidas por algunos meses, entre ellas, los trasplantes de órganos. De acuerdo a la Dirección General de Donaciones, Trasplantes y Banco de Sangre (DIGDOT), durante el 2020 solo se realizaron 285 trasplantes de órganos. La priorización de los pacientes que padecen del coronavirus ha generado que la atención de las personas que están a la espera de un trasplante baje en un 20%. Por ello, es importante concientizar a la población sobre la importancia de la realización de un trasplante y de la donación de órganos.

Según la DIGDOT, uno de los trasplantes más solicitados es el de córnea. Para el Dr. Rubén Berrospi Salcedo, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, este trasplante es una cirugía en la que se cambia algunas o todas las capas de la córnea, según el caso y la necesidad, por las de un donante. El objetivo de esta operación es devolver la trasparencia de esta capa o la regularidad de su superficie.

Tipos de trasplante de córnea

Actualmente existen dos tipos de trasplante de córnea, el trasplante total o también llamado penetrante y el trasplante de alguna de las capas, el cual es denominado lamelar. El primer tipo puede ser con fines visuales (como cuando hay una cicatriz en la córnea) o no visuales (en el caso de una úlcera corneal que no responda al tratamiento). Mientras que el trasplante lamelar, casi siempre es con fines visuales ya que se cambian las capas anteriores o posteriores de la córnea con el objetivo de mejorar o preservar la transparencia y/o curvatura de la córnea.

Tratamiento

Ante problemas en el endotelio corneal se recomienda realizar un procedimiento llamado DMEK (Queratoplastia Endotelial de Membrana de Descemet), un tipo de trasplante lamelar que se realiza a través de una pequeña incisión y no necesita puntos, haciendo que su recuperación sea corta. Durante esta intervención, uno de los pasos más críticos es identificar la correcta orientación del tejido a colocar, pues se puede desplazar o girar durante la inserción.

Por ello, el Dr. Rubén Berrospi Salcedo ha descrito una técnica no invasiva denominada “Signo de Berrospi”, la cual es capaz de corroborar la correcta orientación de este endotelio, proporcionando la información de manera instantánea. Este aporte, brinda una confirmación efectiva y rápida de la adecuada posición del tejido. Asimismo, al ser no invasiva, evita generar algún trauma o lesión en el endotelio pues no introduce instrumentos en la visión.

Los trasplantes de córnea, como todas las demás intervenciones quirúrgicas, son estériles en todas sus fases desde antes de la pandemia. Sin embargo, se han implementado cambios en la programación de las cirugías para evitar aglomeración del personal y prevenir que los pacientes se crucen en salas de espera. Además, se continúa desinfectando todos los ambientes para garantizar la salud de los pacientes. La bioseguridad está optimizada para cuidar a los pacientes y prevenir el contagio por COVID-19.

Importancia de la donación

Según estadísticas del área de donaciones, el 13.13% de la población peruana, en su mayoría jóvenes de no más de 30 años, son donantes según su DNI. Casi el 78% coloca que no y al menos un 10% no lo especifica. Sin embargo, de acuerdo al Estudio de Percepción de la Calidad de Vida y Salud Ocular de los Limeños 2019, de Oftálmica Clínica de la Visión, un 54% de limeños estaría dispuesto a donar su córnea. Siendo así, es importante colocar y actualizar en el documento de identidad esa información que sin duda beneficiará a muchas personas que están a la espera de una donación.

“El hecho que el familiar fallecido done su córnea no implica algún desfiguramiento, la persona se ve anatómicamente igual. El tejido corneal es privilegiado ya que no tiene necesidad de generar alguna compatibilidad entre el donante y el receptor, lo cual significa que todos somos potenciales donantes para cualquier otra persona. Es importante crear conciencia en la población y generar una cultura de donación con mayor ímpetu en estos tiempos de pandemia”, puntualizó el Dr. Berrospi Salcedo.

Noticias Recomendadas