21213

Noticias
BHTV SALUD

¿Cuáles son esos signos visibles a reconocer si mi piel está deshidratada?

En esta temporada de verano, la exposición solar y las altas temperaturas pueden afectar la salud de nuestra piel, si no tomamos las previsiones adecuadas para cuidarnos. Si observa que su piel está seca, opaca, descamativa, sin elasticidad, además de la aparición arrugas, entre otros factores, es posible que padezca un problema de deshidratación cutánea. Para evitar que este problema se agrave, el tratamiento con ácido hialurónico es una alternativa efectiva y no invasiva que ayudará a combatir los efectos dañinos para lograr un cutis terso y con vitalidad.

Además, el ácido hialurónico, que puede encontrarse en diversos productos base como sérums y cremas, así como en otros tratamientos de aplicación directa, se ha convertido en el aliado esencial para prevenir el fotoenvejecimiento y mantener la piel hidratada.

“La aplicación regular de productos a base de ácido hialurónico durante el verano es un método eficaz para evitar la aparición prematura de arrugas y manchas en áreas expuestas como el rostro, cuello, escote y dorso de las manos”, explicó la doctora Gilda Pérez, especialista del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma. Además, este componente actúa como un potente hidratante, ayudando a retener el agua esencial para la piel y reduciendo líneas finas de expresión.

La especialista agrega que la deshidratación de la piel puede ser causada por varios factores, entre ellos, la exposición prolongada al sol, el viento, el uso excesivo de productos agresivos y la falta de humedad ambiental. Estos elementos pueden afectar la barrera cutánea, provocando la pérdida de agua y contribuyendo a la sequedad y deshidratación.

Además, remarca que independientemente del tipo de piel, la edad y de la época del año, la aplicación del ácido hialurónico aportará la hidratación necesaria para soportar altas temperaturas como en la época de verano, permitiendo así una mayor retención del agua si se realiza aplicaciones diarias o periódicas del tratamiento.

Por otro lado, la doctora Pérez señala que, al combinar su uso con prácticas saludables, podemos lograr una piel más hidratada y prevenir el daño causado por el sol. Finalmente, la especialista recomienda que el tratamiento sea acompañado con una alimentación adecuada y hábitos de vida saludables como consumir la cantidad necesaria de agua diariamente, lo que contribuye también a la síntesis óptima de colágeno y elastina, mejorando la apariencia general de la piel.

Noticias Recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *