16486

Noticias
BHTV SALUD

Cinco cosas que debes saber si usas lentes

Lima, 20 de diciembre del 2022-La OMS estima que, en el mundo, hay 1.800 millones de personas con presbicia (patología que afecta la visión cercana de los adultos mayores de 40 años) así como 123,7 millones con errores refractivos no tratados, como miopía e hipermetropía. De acuerdo con dicha organización, estos defectos serían una de las principales causas de discapacidad visual. 

“Tener miopía, hipermetropía o astigmatismo significa que no se están enfocando bien las imágenes. Mientras mayor sea la medida de vista, más esfuerzo realizan los músculos del ojo. Por eso, si no se toman las medidas necesarias —como el uso de lentes correctores—, se puede producir fatiga visual; es decir, ardor en los ojos, picazón, visión borrosa, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, entre otros síntomas”, señala el Dr. Gerardo Arana, especialista de Oftálmica Clínica de la Visión, institución que supera los estándares de calidad al contar con niveles de satisfacción muy superiores a los de otras clínicas, según el promedio establecido en el informe de marcas 2021 de Arellano Consultoría.

Por eso, el Dr. Arana explica cinco cosas que los pacientes que utilizan gafas deben saber:

  • Comer zanahorias no necesariamente mejora la visión. Si bien la vitamina A es necesaria para una visión sana, no evitará que se deje de usar lentes. Además, el organismo solo requiere una pequeña cantidad de este compuesto para conservar una óptima salud ocular, por lo que un exceso será innecesario. “La cantidad de vitamina A necesaria que ofrecen los alimentos y frutas es suficiente para alimentar a los fotorreceptores. Su deficiencia es muy rara y solo se da en personas con desnutrición”, sostiene.
  • Los ejercicios visuales no reemplazan el uso de lentes. Los ejercicios oculares no evitarán que su medida aumente, pero sí pueden ayudar a mejorar la insuficiencia de convergencia, una coordinación deficiente de los ojos al mirar objetos cercanos, lo cual puede causar una visión borrosa o doble. “Cuando uno es niño, tiene más potencia en su visión, por lo que puede leer a 5 o 10 cm., pero conforme uno va avanzando en edad pierde esa elasticidad”, señala el experto.
  • Usar muchas pantallas puede aumentar la miopía en niños. Durante la infancia, el ojo se desarrolla. Ver constantemente las pantallas afecta este crecimiento. “Múltiples estudios han demostrado que, mientras más actividad de visión cercana hay (leer, usar celulares, etc.), los músculos del ojo hacen un esfuerzo mayor, causando una elongación de la pared ocular y, por ende, un aumento de la miopía”, detalla.
  • Leer con baja iluminación puede causar estrés ocular. Cuando hay menos luz, el ojo realiza mayor esfuerzo visual, por lo que causa agotamiento. “Si comienzas a leer en ambientes oscuros o forzarte a ver letras muy pequeñas desde niño, tu miopía podría aumentar. Si estos hábitos de lectura solo se tienen en la adultez, solo habrá fatiga visual”, sostiene.
  • Usar gafas de otra medida no dañará los ojos. Usar una medida distinta a la que se tiene no causará un aumento del error refractivo; pero, sí generará cansancio visual, pues el ojo debe compensar la medida errónea al momento de enfocar.

Para evitar depender del uso de lentes, el especialista de Oftálmica Clínica de la Visión recomienda optar por una cirugía con excimer láser a los pacientes con una medida mayor a 1.50. Para hacerse el procedimiento, los ojos deben haber completado su desarrollo, lo que se logra alrededor de los 20 años de edad.

“Es necesario que la persona sea mayor de edad para lograr los resultados esperados, puesto que el ojo de un paciente menor de 18 años aún está cambiando su tamaño y funcionamiento. Además, no se debe tener problemas —como debilidad de la retina, ojo diabético, córnea delgada, tendencia a queratocono, o catarata—. Cualquier tipo de enfermedad afectará el resultado visual y puede incrementar el daño que se tenga”, indica el Dr. Arana.

En personas con presbicia, medidas muy altas o córneas delgadas, se realiza una operación llamada lensectomía refractiva. “Quitamos el cristalino y lo cambiamos por un lente intraocular de tu medida. Hay lentes multifocales, o sea que te sirven para ver a una distancia cercana, lejana e intermedia. Algunos pacientes que tienen alrededor de 20 años optan por este procedimiento, ya que evitarán tener presbicia cuando vayan envejeciendo”, finaliza.

Noticias Recomendadas